Ningún producto

A determinar transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.
Total productos:
Total envío:  A determinar
Total (tasas incluídas)
Terminar la compra Ir a la caja

D.O.P. Bierzo

Pocas nuevas bodegas están abriendo sus puertas en la DO Bierzo en los últimos años. Ese dato y la cifra de ventas, que permanece bastante estable desde 2000, pueden dar lugar, y están dando, a interpretaciones dispares. Se está hablando de fin de la eclosión del Bierzo, de estancamiento y hasta de retroceso. Visto desde el lado más optimista, habría que hablar de consolidación. En la década de los noventa, al poco tiempo de ser calificada la zona como denominación de origen (nació en 1989), se registro un incremento en la comercialización que multiplicó por tres las ventas. Fue el periodo venturoso en el que los vinos sofisticados y de calidad, sustentados en las viejas viñas de las laderas, arrebataron con facilidad el protagonismo a los vinos ligeros y baratos procedentes de las elevadas producciones  del fondo del valle y hasta los vinos folclóricos que llevaban el emblema teórico de la comarca incluso sin tener el sello de la DO Bierzo. Se descubrieron unos vinos muy personales (ya hubo anticipos en la zona), de rasgos atlánticos y frescas sensaciones poco habituales por estos lares. Y se han asimilado: a pesar de la crisis no hay caída en las ventas. Falta un nuevo impulso que dé a la DO Bierzo una proyección más popular.

La zona

El Bierzo es un amplio valle del curso alto del río Sil encajonado entre altas sierras que lo aíslan del clima seco del vecino Páramo Leonés y atemperan la influencia húmeda del Atlántico. Considerada tradicionalmente como zona de transición entre los climas atlántico y continental, goza de un clima suave y húmedo, con precipitaciones que varían, según las zonas, entre 600 y 1000 mm. al año. Los mejores viñedos se cultivan en laderas pizarrosas que pueden trepar hasta los 800 metros sobre el nivel del mar.

Las Uvas

La tinta Mencía y la blanca Godello, típicas del valle del Sil, son las mejores opciones bercianas. Se complementan con Garnacha Tinta y las blancas Doña Blanca, Malvasía y Palomino. También hay plantaciones de otras variedades foráneas (Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y varias blancas) que podrían ser admitidas en el futuro.

Los Vinos

Los clásicos son los tintos ligeros, frescos, con poco relieve debido a las altas producciones y con escasa capacidad para envejecer; los modernos, de viñedos la ladera, menos productivos y con mayor concentración , estructura y un  carácter atlántico moderado. Los rosados, aromáticos y frescos, tienen cierto interés. No hay aún blancos que aprovechen las cualidades que ha mostrado la uva Godello en comarcas vecinas.

Comentarios

Deja tu comentario

Últimas entradas