Ningún producto

A determinar transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.
Total productos:
Total envío:  A determinar
Total (tasas incluídas)
Terminar la compra Ir a la caja

D.O.P. Cariñena

Desde septiembre de 2007 y a lo largo de casi todo 2008, Cariñena celebra el 75 aniversario de su calificación como denominación de origen. Una conmemoración que se pretende que sea un punto de partida, el primer día de un futuro que se está intentando gestar y que se espera que sea más glorioso que los anteriores. En ese periodo se ha formado un nudo de inercia, imagen negativa y poca constancia en las iniciativas de calidad que se traducen en dificultades comerciales, las cuales motivan que el nudo sea cada vez más complejo de resolver. Es un círculo vicioso que mantiene a Cariñena en la nómina de las “zonas malditas” del vino español, en las que los que buscan la calidad luchan contra toda una montaña de inconvenientes de imagen y, además, la concurrencia de vinos con la misma contraetiqueta y precios muy inferiores. Sería de desear que la conmemoración que tiene lugar sirva para analizar a fondo el pasado y encontrar la fórmula para superar ese círculo vicioso. Tal vez sea necesario un Alejandro que resuelva el nudo gordiano, aunque sea por la misma vía directa que cuenta la leyenda.

La Zona

Ocupa la comarca natural del Campo de Cariñena, zona llana del curso medio del Ebro, situada a unos 400 metros sobre el mar y que sólo se hace algo más movida al sur, en las estribaciones del Sistema Ibérico, donde el viñedo se cultiva hasta los 800 metros de altitud. Los suelos son cascajosos, con elevada proporción de cal y poco fértiles. El clima es continental, con inviernos muy fríos y veranos tórridos, con acusado contraste térmico día-noche, sobre todo en las zonas más elevadas. Es muy seco (350mm. al año) y afectado por el Cierzo, viento frío y seco del norte.

Las Uvas

Es tierra de Garnacha y, a pesar de que da su nombre a una variedad de uva autóctona de esta parte del Ebro, la verdad es que apenas queda uva Cariñena (por cierto conocida como Mazuelo, su nombre riojano, en casi toda la comarca) en los viñedos de Cariñena. Se introdujeron Cabernet Sauvignon, Merlot y, últimamente Syrah (las dos últimas aún en fase experimental), que conviven con las autóctonas Tempranillo, Monastrell y Juan Ibáñez. En blancas, Viura y Moscatel Romano, con algo de Chardonnay y Parellada.

Los Vinos

Los más característicos son los tintos, que van ganando en finura y equilibrio. También, blancos sin demasiado relieve y rosados frutales, así como tradicionales dulces de Moscatel.

Comentarios

Deja tu comentario

Últimas entradas